El Bugatti hundido por el que se pagaron 260.500 euros

Este Bugatti marcó una de las subastas dignas de recordar.

Nos tenemos que remontar a Julio de 2010, cuando un equipo de buzos rescató un Bugatti Type 22 Brescia de 1925 del fondo del lago Maggiore, situado en Ascona (Suiza).

La subasta se inicio en la cifra de 70.000 euros y se esperaba que el precio se incrementase unos 20.000 euros más, ya que según los expertos en supuesto caso de una hipotética restauración, apenas el 20% de las piezas del vehículo podrían llegar a ser útiles. Lo que no se esperaba nadie es que el precio se disparase rápidamente debido a dos postores, llegando a la increíble cifra de 260.500 euros.

La casa de subastas realizó una investigación y parece ser que el Bugatti perteneció a Marco Schmuklerski, un famoso arquitecto suizo. Hay varias teorías de como acabo su coche hundido en el lago, aunque la más conocida es que lo dejó en un taller para repararlo y el mecánico cansado de reclamar el dinero de la reparación lo hundió en el lago.

 

Author: Stiwie Lopez

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *