Prueba Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde, amor a primera vista

Con el Alfa Romeo Giulietta QV el trébol verde vuelve a brillar.

Cuando vi el Alfa Romeo Giulietta QV por primera vez en el parking me llamó la atención su línea y es que para tratarse de un compacto, ésta está muy lograda. Lo primero que vi fue en el emblema que tiene en la parte lateral el legendario “Quadrifoglio Verde”, acto seguido me fijé en sus grandes llantas en 18 pulgadas, las cuales esconden detrás unos frenos Brembo de 4 pistones con pinzas en rojo.

En el habitáculo destacan sus asientos deportivos de piel con el emblema de la marca y sus acabados medidos al detalle, característicos de la marca italiana. Una vez dentro esos mismos asientos se encargan de adaptarse perfectamente al cuerpo para que la conducción sea muy cómoda. Según empieza a sonar la música me llevo una grata sorpresa y es que cuenta con un gran equipo de sonido, el cual es un poco difícil de sincronizar con el bluetooth del móvil pero, una vez lo consigues, disfrutas de una calidad de audio muy difícil de conseguir en un coche de estas características.

Nos vamos en busca de curvas.

Salimos directamente a la autovía y el coche se nos hace un poco perezoso para tener 240 CV con un motor de 1.7 litros turboalimentado, aunque transmite una buena conducción . Un pocos kilometros más adelante nos damos cuenta de que su motor es muy elástico ya que a altas revoluciones si se aprecia el nervio esperado, aunque ese nervio pasa factura en el consumo ya que se dispara hacia los 12 y 13 litros, pero vale la pena sólo para escuchar su rugido peculiar, el cual llama la atención allá por donde pasas.

Respecto a los adelantamientos, para tener esa potencia sólo encuentras una respuesta muy positiva cuando estás por encima de las 5.000 rpm ya que en bajas no tienes la potencia esperada.

Diversión por la sierra.

Tomamos un desvió de la autovía que nos lleva a la Cruz Verde y aquí es donde verdaderamente se siente el espíritu deportivo del coche, ya que en las primeras curvas empezamos a ver que, a pesar de sus 1395 kg, tiene un paso impecable. Curvas por las que normalmente pasaría más inseguro, a los mandos de este Alfa Romeo Giulietta QV me da una seguridad que no he tenido con otros coches del mismo segmento, es como si el coche se moviese encima de unos raíles. Trazar cada curva es como un juego en el que cada vez te animas más y más.

Tengo que admitir que empecé a trazar al más puro estilo “pisa huevos” pero con cada paso por curva me fui animando. El coche transmite una gran seguridad y la confianza en él se siente rápidamente, mi compañero Ferran me comentaba lo bien puesto a punto que está su chasis y es que en Alfa Romeo saben mucho de esto ¡Que recuerdos aquellas carreras del 155!

Para probarlo en esta ocasión lo hemos hecho con el modo Dynamic, el cual deja los sistemas de control de tracción activos moderadamente y le da un toque más deportivo. En este modo es cuando el coche pone toda la carne en el asador y entra toda su potencia, si quieres divertirte y saber el porqué de su trébol, éste es el modo adecuado.

Nos vamos de compras.

Nos dirigimos al centro comercial más próximo con el modo Natural activado, el cual está diseñado para el uso urbano y optimiza el consumo de combustible. La respuesta del coche en este caso es mas paulatina y todo el conjunto va más suave. Con una compra normal de entorno a unos 90 euros, el maletero se nos queda algo pequeño y tanto el pienso del perro como las botellas tenemos que ponerlo en las plazas traseras.

Esta comparación es relativa ya que la compra incluye varios packs de agua, un saco de 15kg de comida del perro y la compra de la semana pero, en líneas generales, el maletero está acorde con su segmento, una capacidad media más que aceptable.

Una vuelta por la ciudad.

Aquí es donde realmente te das cuenta de como resalta su belleza, en cada semáforo hay alguien que te mira y sonríe, en cada calle hay alguien que se gira al pasar, y eso que no se trata de un superdeportivo.

Como anécdota, parados en un semáforo y con las ventanillas bajadas, escuchamos como un niño le dice a su padre, señalando nuestro coche, “¡Mira papá, un Quadrifoglio!”

Por ciudad se mueve muy bien, con un consumo más que aceptable, muy buena visión en todo momento de lo que nos rodea y a la hora de aparcar el sensor de aparcamiento es muy preciso.

Decidimos probar el GPS y hay que reconocer que nos sorprendió. Lo hemos probado tanto en ciudad como en campo y cuenta con una gran rapidez para ubicarnos y calcular la ruta. Alfa Romeo ha dado un paso adelante pero aun le falta un poquito para estar donde la marca se merece.

Conclusión. 

Después de tenerlo una semana, me he quedado con ganas de más. Es un coche que enamora, tanto por fuera como por dentro. Tiene grandes detalles como el logotipo de la marca bordado en sus asientos, pero tiene cosas pendientes por mejorar como la respuesta del motor y la caja de cambios, la cual es un poco lenta.

El equipo de sonido Bose está a la altura de la calidad que te esperas al ver el coche, aunque su pantalla táctil es un poco difícil de utilizar.

Sin duda se trata de un coche que podemos usar a diario sin ningún tipo de problema, cuenta con un gran abanico de posibilidades para personalizarlo a nuestro gusto. Sin duda, Alfa Romeo empieza a seguir la línea que todos esperamos de la marca que en estos últimos años iba un poco a la deriva, esta senda incluye la llegada del Giulia que nos tiene enamorados. Nos alegra mucho ver como Alfa Romeo vuelve por sus fueros, una marca que siempre ha sabido llevar la calidad y deportividad muy ligadas a un diseño encantador.

Opinión.

Ferran: Tenía ganas de subirme a este modelo, es un coche que me gusta mucho por su diseño exterior e interior. Alfa Romeo siempre hace coches bonitos y éste no es una excepción, aunque guardo un amor para el nuevo Giulia con motor Ferrari. Dentro del Giulietta nos encontramos con el 1.7 TB con 240cv, un motor a priori rabioso, acoplado a una caja de cambios automática TCT. La calidad de los materiales está a la altura, la pantalla es un poco complicada de utilizar pero el equipo de audio es excelente. El chasis es espectacular, te permite trazar las curvas sin problemas aunque es un coche que te pide ir muy arriba, sino la respuesta es un poco vaga, pero una vez que te acostumbras a su motor, empuja muy bien aunque un poco lineal para su potencia. Sin duda, un coche diferente en su segmento donde la competencia es feroz.

Galeria.

 

Author: Stiwie Lopez

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *