Prueba Ford Mondeo Vignale, comodidad y lujo para la familia

Si el Ford Mondeo viene acompañado del acabado Vignale, significa que el lujo se ha apoderado de él.

Hace ya unos meses probamos el Ford Mondeo Sportbreak y nos gustó bastante, así que en esta ocasión ha sido todo un placer poderlo probar con el exquisito acabado Vignale.

Que venga equipado con este acabado significa que Ford le ha añadido toda una serie de cualidades y características distintivas que hacen de él un vehículo muy especial y único, convirtiendo su conducción en todo un placer.

Exterior

Estéticamente se diferencia muy sutilmente de los otros acabados. Empezamos con unas molduras cromadas que recorren toda la carrocería y le aportan un toque refinado. Si nos fijamos en las llantas, también tienen un acabado cromado a juego con las molduras que recorren la carrocería.

Ford-Mondeo-Vignale-2017-Adictos-a-la-Gasolina-03

Al igual que con el otro Mondeo que tuvimos la oportunidad de probar, la vista frontal nos recuerda bastante a la de un Aston Martin con una mirada compuesta por unos faros Full Led adaptativos. Otro de los pequeños detalles que marcan la diferencia son los marcos de los faros antiniebla delanteros, los cuales son de mayor tamaño.

Si lo observamos lateralmente también vemos algunos detalles que hacen que su carrocería parezca más elaborada, como las continuas molduras cromadas y los nervios que recorren su silueta.

En la zaga del modelo destaca un gran portón de apertura automática y unos pilotos Led.

Interior más que amplio

Habiendo probado otro Mondeo, ya veníamos con la idea de que el interior es más que espacioso e ideal para toda la familia, y así es, pero en esta ocasión cargado de detalles.

Tan solo abrir la puerta ya se respira un aire diferente, ello es debido a la primera impresión que da ver todo el salpicadero, los paneles de las puertas y los asientos tapizados en cuero. Tal y como he comentado antes, ya íbamos con una idea de que de espacio interior iba sobrado, pero hasta que no te subes a él no eres verdaderamente consciente de todo el hueco que tiene, sobretodo en las plazas traseras, ese gran olvidado en muchas marcas.

Ford-Mondeo-Vignale-2017-Adictos-a-la-Gasolina-010

 

Los asientos son muy ergonómicos y fácilmente encontramos una postura adecuada para poder circular cómodamente. Desde el asiento tenemos buen acceso a los mandos que hay repartidos por el salpicadero. La pantalla del sistema multimedia es grande, fácil de leer y muy intuitiva.

Las plazas traseras cuentan con un excelente acceso y un gran espacio pensado para la comodidad de los pasajeros, ofreciendo asientos calefactables y una toma de corriente de 230v, ideal para poder utilizar un ordenador portátil.

El maletero es uno de sus puntos fuertes, empezando por su gran boca de carga y la gran capacidad del mismo, con unas lineas bastante rectas, lo que facilita mucho la carga y aprovecha al máximo cada rincón.

 

Motor y comportamiento

Nuestra unidad venia equipada con el motor 2.0 TDCI de 180 Cv y una caja de cambios automática de 6 velocidades. Se trata de un motor bastante elástico con el que podemos movernos sin problemas en cualquier situación. No obstante, es algo ruidoso y la respuesta no es del todo inmediata. Aun así, los consumos son ajustados, permitiendo rodar fácilmente entre los 5,5 y 6 litros a los 100 km.

El Ford Mondeo Vignale es un modelo para recorrer largas distancias; su motor y su comportamiento son ideales para las autopistas y autovías ya que la calidad de conducción es excelente. Por ciudad se mueve con soltura, pero su gran tamaño, tanto de largo como de ancho, puede causarnos algunos estragos.

Ford-Mondeo-Vignale-2017-Adictos-a-la-Gasolina-02

Donde nos sorprendió gratamente fue en su paso por carreteras reviradas. Cierto es que no es un coche creado especialmente para ello, pero su chasis permite darse una alegría. En una sucesión de curvas muestra un gran aplomo, aunque, como es normal dadas sus características, genera algo de balanceo. Lo que no terminó de convencernos fue la dirección, demasiado asistida, lo que provoca que no transmita todo lo que está ocurriendo en el eje delantero.

Conclusión

El Ford Mondeo Vignale aporta un plus extra de exclusividad. Detalles que marcan la diferencia y que hacen de él un pequeño palacio rodante. La calidad de los acabados es muy buena y su espacio inmenso, ideal para trayectos de larga distancia por autopistas y autovías.

 

Galería.

Author: Stiwie Lopez

Share This Post On