Prueba Seat Alhambra, la reina de la familia

Un coche pensado para la familia, así se presenta la Seat Alhambra

Hace 20 años atrás, Seat sacó al mercado la primera generación de este monovolumen que se desarrolló conjuntamente con el Ford Galaxy y la Volkswagen Sharan. El Grupo VAG se encargó principalmente del desarrollo mecánico (chasis y motores), mientras que Ford se encargó de la industrialización.

El Alhambra fue presentado en el Salón de Ginebra de 1995 con un modelo pre-serie de color turquesa e intermitentes delanteros en color ámbar, sería el primer modelo monovolumen de la marca en comercializarse. Ofrece la posibilidad de tener siete asientos, algo que ningún otro vehículo de la gama de SEAT ofrece por el momento. Con esta pequeña introducción vamos a empezar nuestra prueba.

Como padre de familia de una preciosa niña de 21 meses, me gustan los deportivos, como a casi todos, pero tocaba hacer una excepción y encarar un segmento diferente, la Seat Alhambra llega con el espíritu familiar y viajero debajo del brazo y que mejor que probarla en familia. La ruta la tenia clara y partía con tres objetivos: trabajo, familia y ocio.

 

Un monovolumen grande y atractivo

A primera vista se nota el salto de calidad del modelo y desde su primera generación a la actual existe un abismo. Seat ha sabido renovar con acierto el modelo e introducir las mejoras y la tecnología necesaria a los tiempos actuales. La nueva Alhmabra se actualiza con unas grandes ópticas delanteras con tecnología LED y faros Bixenon, un paragolpe delantero nuevo con una gran parrilla con el emblema de SEAT y un morro corto. Las líneas son fluidas hasta la parte trasera con un bonito diseño de las ópticas traseras.

Unas llantas con un toque deportivo, puertas correderas laterales que se abren eléctricamente como el portón trasero, dan pie al amplio interior. Bajo mi punto de vista, estéticamente es bonita, atractiva a la vista y sobretodo es soberbia, solo le faltaría un toque más deportivo.

Abrimos la puerta para acceder al interior, la calidad te envuelve, está muy bien resuelta en todos los aspectos. En la consola central predomina una gran pantalla táctil donde alberga todas las funciones del entrenamiento, el climatizador y los botones para las puertas. Los asientos son cómodos, el puesto de mandos es agradable y su posición es buena, lo tienes todo a mano. La sensación de amplitud del habitáculo es notable, está llena de sitios para guardar objetos y su tacto es confortable.

Las plazas traseras son muy grandes, incluso con las 7 plazas abiertas. En la parte posterior de los asientos delanteros encontramos una bandeja pensada para los viajes o niños. El techo panorámico hace que la claridad llene el habitáculo, me siento como en el sofá de casa. Abrimos el maletero y encontramos más de lo mismo, es enorme!

Vamos a repasar la tecnología que lleva este modelo; es aquí donde se nota más el salto de calidad que ha dado Seat. Esta Alhambra viene con el Seat Media que sincroniza tú Smartphone para que puedas reproducir música en streaming, atender llamadas o leer los mensajes. Incorpora un sistema de audio de 8 altavoces con una pantalla táctil de 6,5” con navegador. Los asientos vienen con sistema eléctrico y calafectables, cuenta con el arranque sin llave KESSY y se puede programar varios perfiles de conducción.

Incorpora luces diurnas de LED con tecnología Bixenon, además viene con la función de luces automáticas. Otra de sus cualidades es el sistema de aparcamiento asistido y óptico con cámara de marcha atrás, un sistema que hace que el coche aparque solo. También tenemos incluido el Start and Stop, puertas eléctricas, opción de tracción 4 drive, cambio DSG, aviso de cambio de carril, reconocimiento de señales, ángulos muertos… entre muchas opciones. Sin duda un alarde de tecnología para esta Seat Alhmabra que quiere reinar entre las familias.

Comodidad y efectividad para el uso diario

Después del primer repaso genérico, toca entrar en materia y esta semana la utilizaremos para ir al trabajo, reuniones y visitas a algunos amigos como Magno, taxista de Sabadell y administrador de Adictos a la Gasolina, que nos dará su valoración como profesional del taxi.

Abrimos la puerta, dejamos la llave y apretamos el botón, nos sorprende el poco ruido que se escucha en el habitáculo, sincronizamos nuestro teléfono y ponemos el Spotify para reproducir nuestras listas de música. Esta unidad viene equipada con el motor 2.0TDI CR con 150cv y cambio DSG. Mirando las estadísticas de la marca, nos dice que tiene 340Nm de par y un consumo de 5,2l, a priori buenos números.

Me siento como en casa, es un coche grande y cómodo, los primeros kilómetros son de relax, mi cabeza sé esta acostumbrando a otro tipo de conducción y filosofía. El motor es muy suave y plano, es un coche muy silencioso y las suspensiones son blandas para notar el confort en todas las marchas. Vamos a recoger a un compañero para poner rumbo a la gran ciudad de Barcelona.

Por autopista va genial, su rodar es magnifico y la potencia del motor hace que los adelantamientos sean sencillos, es enérgico cuando lo necesitas. Me gusta mucho la insonorización del habitáculo y su posición, hoy hace un poco de frío y conecto el calefactor del asiento, enseguida noto la zona lumbar caliente.

Configuramos en el navegador nuestra dirección; que sencillo es, muy intuitivo, me recuerda mucho al Seat león X-PERIENCE que probamos hace poco. Por la gran ciudad notamos su dirección blandita y muy suave, se mueve con soltura aunque el DSG a veces no acaba de encontrar su marcha. Por fin llegamos a nuestro destino a pesar del tráfico, le pregunto al compañero, “¿Probamos el Park Assist?”, lo conectamos y nos sale en la pantalla un mensaje, te dice donde puedes aparcar, buscamos el sitio y seguimos las instrucciones y la verdad es que aparca mejor de lo que me esperaba.

Ahora nos toca volver, llegar a casa y descansar. Al llegar me quedo pensando dentro del Alhambra haciendo una reflexión, ¿Por qué el monovolumen está en teoría pensado para gente más mayor? Como padre de familia me refiero y siempre asociado a la monotonía….

Pasan los días y hoy decidimos hacer unos kilómetros para asistir a un rodaje, será una buena oportunidad para probar su carga con el equipo de vídeo. Cargamos todo, más cinco personas y todo cabe perfectamente, es increíble su capacidad. El pequeño viaje se hace corto, mientas escuchamos música les pregunto a los compañeros, ¿Qué tal vais?, la respuesta de todos es la misma, ¡Perfectamente¡

De picnic a la montaña

Para acabar esta prueba toca ir a su hábitat natural, la familia. Hemos dispuesto una ruta cercana para probar su capacidad de carga, manejo y uso. Ponemos la sillita para la peque de la casa, cargamos el enorme maletero y nos sobra sitio. Se conecta mi Smartphone y mi lista suena, arrancamos para el campo a pasar el día. Mi hija va mirando por la ventana y su techo panorámico que le encanta, mi mujer va cómoda y estirada, yo a los mandos enfoco el viaje con tranquilidad.

Autopista, un poco de carretera y 2h más tarde, llegamos al destino. No notamos ningún agobio, todo funciona a la perfección y sus puertas eléctricas son una maravilla. Descargamos la manta, juguetes y demás, toca comer y relajarse.

Ya está, toca recoger e ir a comprar. Guardamos todo y de nuevo a la carretera por el camino de vuelta, pero antes de pasar por casa toca el supermercado para saber realmente como se comporta la Seat Alhambra. Aún con todos los bártulos, la compra cabe y !¡sobra! Que grande es su maletero con la fila de asientos bajada. Y todo ello con unos consumos de 6,5L a los 100km/h. Ahora a descansar y acabar de pasar el fin de semana para mañana devolver el Seat Alhambra.

Una Alhambra para la familia

Si una cosa me ha quedado clara, es que esta Seat Alhambra me ha quitado el mito que planea sobre este tipo de coches. Me ha gustado mucho el espacio, el paso adelante de Seat en cuanto a calidad se refiere y su estilo. La Alhambra está pensada para familias numerosas y no tan numerosas, simplemente a familias que quieran viajar, ir de vacaciones al camping o al hotel o simplemente que quieran que sus hijos estén cómodos.

Está disponible desde 32.000€, un precio muy competitivo que te hará valorar muy seriamente esta opción de Seat. La Alhambra viene dispuesta a dar guerra y a comerse el sector de los monovolúmenes.

Opinión

Magno: Sólo acercándote a la nueva Seat Alhambra, te das cuenta de que poco tiene que ver con el modelo anterior. Un diseño mucho más atractivo y actual, unas nuevas llantas de 18″, unos bonitos faros bi-xenon te hacen ver el salto de calidad que ha dado este modelo. Al sentarte al volante, ves que el cambio en el interior todavía es más gratificante, materiales de calidad, un sistema multimedia de última tecnología, con el esperado sistema android-auto con infinidad de utilidades.

Pero sin duda, lo más llamativo es la cantidad de espacio, ya que incluso en la 3° fila, pueden viajar 2 adultos de una forma bastante cómoda. Lo siguiente que sorprende, es el gran techo panorámico, dando una luminosidad que hace parecer que tenemos aún más espacio. Y como no, otro de sus puntos fuertes es el enorme maletero, que hasta con las 3 filas de asientos, permite meter alguna maleta grande, y si dejamos solo las plazas delanteras, se convierte en una furgoneta de carga con todo el suelo liso.

Una vez sales de tu asombro con tanto espacio, decides arrancar la marcha. En un momento consigues poner el asiento y volante a tu gusto, el reposabrazos queda algo bajo, lo cual puede causar cierta incomodidad en viajes largos, pero al llevar cambio automático DSG, tampoco nos importa demasiado. Ahora sí, iniciamos la marcha y vemos que el cambio DSG no ayuda a tener una conducción suave, al contrario que en otros modelos del grupo VAG, en éste parece que le cuesta atinar con la marcha correcta, teniendo demasiadas reducciones innecesarias.

Entrando en autopista, es cuando te sientes realmente cómodo, su motor de 150cv responde correctamente y de forma silenciosa, está muy bien insonorizado, a 120km/h no escuchas ni el motor ni la rodadura. La amortiguación también hace un gran trabajo.

Por lo tanto, lo que esta Seat Alhambra nos deja claro, es que es un vehículo excepcional para irnos de vacaciones con la familia, cargados hasta los topes y devorar kilómetros y kilómetros con una comodidad más que notable. Igualmente se desenvuelve bastante bien en cualquier otra circunstancia, pero su tamaño y consumo pueden ser un impedimento para su uso a diario por la ciudad.

Author: Stiwie Lopez

Share This Post On